Skip to main content

El Fondo para la Custodia y Recuperación de la Marisma Salinera -SALARTE- es una entidad privada sin ánimo de lucro que trabaja para demostrar que la gestión sostenible de la marisma genera beneficios sociales y económicos, potencia la biodiversidad y refuerza el vínculo ciudadano con el territorio, desarrollando proyectos locales en el Parque Natural Bahía de Cádiz, el Espacio Natural Doñana, así como nacionales e internacionales.

Es la primera entidad privada en gestionar una Zona de Reserva de la Red de EENNPP en Andalucía, incorporando a voluntarios, mariscadores, científicos, gestores de Espacios Naturales, empresas privadas, ciudadanos (crowdfunding) y fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en la recuperación y gestión de la Salina La Covacha y El Consulado mediante acuerdos de custodia.

En 2015 promovió, diseñó, planificó y coordinó la ejecución del proyecto Restauración del medio natural y recuperación hidrodinámica de un espacio degradado (antiguo vertedero, Salina San José) para el fomento de la biodiversidad y la educación ambiental.

SALARTE desarrolla proyectos de colaboración con universidades, asociaciones empresariales, ONGs y empresas privadas. En lo local, colabora con salinas gaditanas, con la Reserva Natural Codo de La Esparraguera y creando la Reserva Natural Esteros de Manego para fomentar la reproducción de la cerceta pardilla.

Participa como entidad asociada en el proyecto MedArtSal-Gestión sostenible de salinas artesanales del Mediterráneo en este proyecto que promueve la gestión sostenible de salinas artesanales libias, tunecinas, italianas y españolas, que cuenta entre sus socios con el Comité Español de la IUCN y la Universidad de Cádiz.

Desde 2017 participa junto a SEO/BirdLife en dos proyectos socioecosistémicos: Saltpan Initiative, liderado por BirdLife y el Saltpan Recovery Project, creado por Vogelbescherming Nederland, para restaurar y gestionar una red de salinas a lo largo de la ruta migratoria, apoyando numerosas actuaciones de mejora en salinas en Europa y África.

Tipo de experiencia

Dinamización socioeconómica

Ámbito Territorial

Andalucía

Situación de partida

El litoral constituye el hogar de millones de seres vivos, una fuente clave de recursos naturales, un eslabón vital para la producción biológica, el transporte y el comercio, la ubicación de hábitats fundamentales para la vida marina y un destino de ocio. Pero estos atributos provocan que las áreas litorales sean codiciadas para usos ajenos a su funcionamiento ecosistémico, y por ello se abandonan modelos de explotación y gestión tradicionales, que se enfrentan a problemas de destrucción del hábitat y ocupación, contaminación del agua, erosión de la costa, agotamiento de recursos, siendo necesario recuperar modelos de gestión compatibles con sus funciones socioecosistémicas.

La Bahía de Cádiz cuenta con unas características extraordinarias para el establecimiento de comunidades biológicas marítimo-terrestres en un ambiente que, desde hace siglos, ha sido adaptado por el ser humano para su aprovechamiento. Esta transformación ha permitido una convivencia socio-ecosistémica que ha hecho compatible la explotación y uso sostenible del territorio, al mismo tiempo que ha favorecido la integración humana, la heterogeneidad ambiental y el aumento de la diversidad biológica que caracterizan a este Parque Natural.

Hasta mediados del siglo XX, albergó 160 salinas marinas, generando biodiversidad, valor añadido, recursos económicos e involucrando a un tejido social en su manejo y explotación sostenible. Hoy quedan cuatro salinas tradicionales en activo, y 5.373 Has. de lucios, caños, cristalizadores y compuertas que antaño eran salinas funcionales, como eran la Isla del Trocadero, La Covacha, Sancti Petri o Tres Amigos, yacen hoy abandonadas.

La ruta migratoria del Atlántico Oriental, que se extiende desde el Ártico a través de Europa Occidental hasta Sudáfrica está jalonada por miles de salinas y esteros, espacios húmedos hechos a mano por el ser humano que se han convertido en hábitats de un valor incalculable para la supervivencia de las aves migratorias, ofreciendo refugio, alimento y descanso.

Objetivos

Para detener su abandono, que provoca la pérdida de su increíble valor para aves y personas, Salarte, BirdLife y sus socios a lo largo de la ruta migratoria del Atlántico Oriental se han unido en un proyecto dirigido a la recuperación, puesta en valor y gestión integral de estos espacios. Las salinas son un maravilloso ejemplo de cómo la conservación de la naturaleza y la economía verde pueden ir de la mano.

Salarte, con la ayuda de BirdLife y MAVA, ha desarrollado estrategias para restaurar salinas, optimizar su productividad y mejorar su gestión. Ha trabajado con la Universidad de Cádiz y con población local formando a jóvenes, creando nuevas oportunidades de empleo y fomentando el ecoturismo.

Las salinas tradicionales han de ser recuperadas a nivel productivo para evitar su desaparición; su gestión ha de ser viable económicamente para fijar la población al territorio recuperando, al tiempo, sus importantes funciones ecológicas, sociales y medioambientales.

Con este objetivo nació Salarte, que trabaja desde 2012 para demostrar que la custodia y gestión activa de la marisma salinera genera beneficios sociales y económicos, potencia la biodiversidad y refuerza el vínculo ciudadano con el territorio.

Desde 2018 participa junto a SEO/BirdLife en el proyecto Saltpan Initiative (BirdLife-MAVA) y en Saltpan Recovery Project (Vogelbescherming Nederland), desarrollando actuaciones de mejora en salinas y colaborando en la creación de una red de salinas a lo largo de la ruta migratoria.

Salinas francesas, portuguesas, españolas, marroquíes, tunecinas, caboverdianas, mauritanas, senegalesas o guineanas constituyen humedales costeros fundamentales para la convivencia hombre-naturaleza. Su conservación y supervivencia depende del manejo que se haga de estos humedales costeros.

Este proyecto constituye un ejemplo de gestión integrada que aúna conservación de la biodiversidad, protección y revalorización territorial, generación de empleo en base a recursos endógenos, cooperación internacional y mejora de la calidad de vida en zonas costeras.

Acciones desarrolladas

Salarte ha realizado 5 acciones de manejo para mejorar el Parque Natural Bahía de Cádiz:

  • Desbroce de los muros para mejorar la visibilidad de las aves frente a los depredadores y por tanto aumentar la superficie disponible para la cría.
  • Aporte de 30 Tm. de sustrato calcáreo (conchas) para propiciar la reproducción, siguiendo lo que plantea la literatura científica. Colaboración del Ayto. de El Puerto.
  • Aporte de microestructuras para favorecer el asentamiento de chorlitejo patinegro.
  • Colocación de pequeñas compuertas para controlar los niveles de agua en la salina, permitiendo un manejo más eficiente de niveles de agua, salinidad, aumento de la biomasa y accesibilidad de presas potenciales de las aves.
  • Realizado un programa de voluntariado en el que han participado 60 universitarios para ayudar en las tareas arriba mencionadas.
  • Salarte ha dotado una beca universitaria para censar y hacer seguimiento de la reproducción.
  • Se han celebrado tres jornadas de trabajo en Rabat y Larache, en las que los socios del proyecto (Holanda, Reino Unido, Francia, Italia, España, Portugal, Túnez y Marruecos) han analizado la situación de cada salina, compartido visiones, estrategias de trabajo en red y propuestas de colaboración y desarrollo conjunto.
  • Presentación de resultados en la British BirdFair de Rutland por la Directora Ejecutiva de BirdLife International.
  • Salarte organizó un Seminario de divulgación y sensibilización en la UCA para recuperar las salinas como hábitats de interés para las aves (ponencias de CSIC, científicos y gestores de EENN, director del PNBC, emprendedores salineros, jefe de I+D restaurante Aponiente) y visita a diferentes salinas y esteros.
  • Salarte ha elaborado un mini documental en castellano e inglés (adjunto).
  • Elaborado poster y mapa-guía en castellano e inglés, para difundir la importancia de estos ecosistemas antrópicos.
  • Elaborada cartelería de uso público para interpretar Red Hemisférica Salinas y Humedales EuroAfricano.
Resultados obtenidos
  • Salarte ha demostrado la importancia del manejo de salinas abandonadas con respuesta positiva de la fauna creando nuevo núcleo reproductor de limícolas.
  • Se localizaron 179 nidos de chorlitejo (éxito de eclosión del 48.5%); 97 nidos de avocetas (éxito eclosión: 42.3%); y 114 nidos de charrancito (éxito de eclosión: 50.52%). Fuente: Universidad de Cádiz, 2019.
  • El control y adecuado manejo de niveles de agua resulta esencial para garantizar la disponibilidad de zonas óptimas para la cría. Teniendo en cuenta que la Salina La Esperanza, con 35 Ha. corresponde a menos del 1% de la superficie del PNBC, conseguimos una alta concentración de nidos y especies en muy poca superficie, generando esperanzas de manejo para la conservación, pero necesitando diversificar el riesgo ante amenazas.
  • Se demuestra que aumentar la superficie disponible en salinas y esteros en las que se lleve a cabo un manejo activo posibilitará nuevos núcleos de asentamiento.
  • Las actuaciones han sido exitosas, superando con creces las expectativas iniciales. La respuesta a sólo unos meses de haber terminado las actuaciones ha sido inmediata con asentamientos de nidos de las 3 especies, incrementando en número los nidos estimados en temporadas anteriores. Destaca la selección del charrancito por los parches de conchas, así como del patinegro y para la avoceta el asentamiento de una colonia en la zona desbrozada.
  • El control de los niveles de agua ha sido fundamental para el éxito reproductivo.
  • La actuación llevada a cabo va a permitir consolidar una nueva zona de expansión para las 3 especies, aumentando la superficie disponible.
  • La importancia de este éxito aumenta, teniendo en cuenta el declive generalizado de parejas reproductoras en el Parque Natural Bahía de Cádiz y en otros EENNPP.
  • Varios emprendedores elaboran hoy planes de empresa en salinas.
  • La dirección del PNBC ha incorporado los resultados en su Plan de Acción 2020.
Beneficiarios y destinatarios del proyecto

Investigadores, empresarios, salicultores, acuicultores, administración, touroperadores, estudiantes, ciudadanos… Los humedales costeros presentan características extraordinarias para el establecimiento de comunidades biológicas marítimo-terrestres en un ambiente secularmente adaptado por el ser humano para su aprovechamiento. Esta transformación ha permitido una convivencia socio-ecosistémica que ha hecho compatible la explotación y uso sostenible del territorio, favorecido la heterogeneidad ambiental y el aumento de la diversidad biológica que caracteriza a estos frágiles hábitats.

La moderada y secular transformación marismeña para producir sal, pescado, bienes y servicios ambientales resulta muy positiva para el mantenimiento de los índices biológicos, pero su abandono puede provocar un progresivo deterioro de la calidad ambiental del litoral en numerosos países, ya que la homogeneización de hábitats reduce la heterogeneidad ambiental y reduce la diversidad de especies de flora y fauna asociadas a estos ambientes transformados. También, el abandono conlleva la banalización del territorio, perdiendo valor para los ciudadanos y reduciendo el vínculo de éstos con su medio ambiente, desapareciendo la función social que hasta entonces tenía este territorio.

La desaparición del vínculo humano-territorio favorece la desclasificación de dominios públicos, reclasificaciones y cambios de uso del suelo.

Todos conocemos ejemplos de polígonos industriales, parques empresariales y centros comerciales construidos en lugares que, hasta su banalización y abandono, fueron importantes espacios vivos, habitados y mantenidos que producían sal, pescado, molienda, horticultura, ganadería, biodiversidad y empleo basado en recursos endógenos difícilmente deslocalizables. Un tejido productivo basado en la gestión integral de la marisma salinera (salinas, ecoturismo, micro y macroalgas, pescado, paisaje, uso público) potencia la biodiversidad, genera una economía verde de alta rentabilidad, una economía azul que contribuye a mitigar los efectos del cambio climático, favorece destinos turísticos de calidad diferenciada y pone en el mercado productos no deslocalizables y de alto valor añadido que refuerzan el vínculo de la sociedad con su territorio.

Innovación que aporta

Numerosos espacios húmedos hechos a mano por el ser humano constituyen hábitats de un valor incalculable para la supervivencia de las aves migratorias. Ejemplo extraordinario de interdependencia entre aves y personas, se gestionan para producir sal, pescado, algas y moluscos… generando trabajo e ingresos para las personas y funcionando como áreas de servicio, ya que ofrecen áreas de descanso ideal, alimentación abundante y altamente nutritiva a un gran número de aves migratorias, gracias a la vida sumergida que fluye bajo sus fangos.

Los conservacionistas y gestores no hemos sido suficientemente persuasivos integrando al humano en esta ecuación. Esos sabios pescan o mariscan hoy ilegalmente, en el lado “oscuro” de la sociedad, cuando su conocimiento es vital y su trabajo fundamental para la biodiversidad. Es clave no sólo para manejar el agua y mantener espacios vivos: su vínculo con la marisma hace que su entorno humano y otros entornos más alejados sepan lo importante que es este hábitat, no sólo porque mantiene al águila pescadora o al charrancito, sino porque genera trabajo y economía. Cuando eso funciona, ante una amenaza de destrucción, la sociedad reacciona porque ve peligrar una “fábrica” que da empleo, un escenario vital que siempre estuvo ahí y que “duele” perderlo, o una fuente de visitantes, turistas o viajeros que compran la sal, duermen en el pueblo o desayunan en el bar de un conocido. Necesitamos tejer esa red de interacciones que permite a un niño ver que el trabajo de su padre es importante. Identificar nuevos negocios, actividades, servicios y procesos ecológicos vinculados a las salinas y humedales volverá a hacerlos económicamente rentables diseñando un modelo de gestión y explotación del siglo XXI, integrador de funciones ecológicas, sociales y ambientales

Crear iniciativas artesanales primarias favorece experiencias turísticas locales vinculadas con la gastronomía, ornitología o etnografía. Herramientas como la custodia del territorio o la gestión concertada público-privada permiten recuperar antiguas salinas y humedales costeros evitando su desaparición.

Periodo de desarrollo del proyecto

2020

Rango presupuestario

Menos de 15.000€

Dentro del proyecto “Overarching activities addressing Wetland Conservation in the Mediterranean Region: Saltpan Initiative”, financiado por la Fundación MAVA, a través de BirdLife, del cual SEO es responsable, convenió con Salarte para acciones en España.

El proyecto global contempla actuaciones comunes para mejorar salinas como habitats de interés para las aves, y Salarte ejecutó en Cádiz:

  • Diagnóstico e identificación necesidades y recomendaciones de actuación.
  • Mejora hábitat salinas.
  • Fomento de las actividades turísticas y puesta en valor.
  • Análisis del papel de distintas figuras de protección y valoración de la gestión de los espacios para definir recomendaciones a autoridades.

Durante dos años, Salarte desarrolló:

  • Recopilación datos de especies y análisis de amenazas en la salina.
    • Salario beca prácticas investigación UCA (tres meses): 789,07 €
    • Gestoría: 118,72€.
    • Subtotal: 1.105,68 €
  • Monitoreo evaluación impacto medidas.
    • (UCA, Salarte y amplía tres meses la beca UCA): 900€
    • Mejora de hábitat (reproductor e invernante) antes del periodo reproductor: (No incluidos gastos coordinación, tramitación autorizaciones Ayuntamiento, Costas, PNBC, costes de maquinaria municipal, recogida de materiales en litoral, transporte
    • Contrato UCA: 3.537,19 €
    • Maquinaria: 689,70 €
    • Seguros: 200,00€
    • Subtotal: 4.426,89 €
  • Organización seminario/curso ecoturismo para operadores locales y agentes de interés:
    • Elaboración y diseño de mapa-guía (Asise): 1.815,00 €
    • Impresión: 1.241,88 €
    • Café y comida asistentes Jornada (UCA):313,5 €
    • Taxi ponentes aeropuerto: 40,00 €
    • 20 pen drive – USB con info para ponentes: 157,30 €
    • Subtotal: 3.567,68 €
  • Asistencia a una feria relevante en el sector del ecoturismo (Rutland)
    • Gastos serigrafía camisetas y pegatinas (ADSISE): 493,26 €
    • Sal: pegatinas y botes de sal virgen para regalar en stand: 498,45 €991,71 €
    • Apoyo y remisión de información a SEO/BirdLife para los informes de progreso
  • Otras acciones:
    • Producción de documental: 1.500,40 €
    • Estudio de grabación: 242,00 €.
    • Locución castellano:133,10 €
    • Locución inglés:477,00 €2.352,50 €

Total proyecto: 12.444,46 €

Fuentes de financiación

Apoyo privado (patrocinios, mecenazgo…)

author avatar
MrAddison