Escenario social favorable para la conservación del oso pardo cantábrico

De Wiki de EUROPARC España



Las actividades humanas tienen una clara influencia a lo largo de los siglos en el territorio y la biodiversidad de los espacios de la Red Natura 2000 en la Cordillera Cantábrica. Por lo tanto, la conservación del oso pardo, una especie paraguas y clave en estos espacios de montaña, requiere un escenario social favorable y una buena colaboración entre los principales agentes sociales del territorio. En la segunda mitad del siglo pasado, los osos estuvieron muy cerca de su extinción debido sobre todo a acciones como la caza ilegal, los lazos o el veneno, y afortunadamente esta situación ha cambiado. Un buen entorno social, con un buen conocimiento y aceptación de la presencia del oso ha sido fundamental en la reducción de las amenazas de mortalidad y en la recuperación de la especie.

En esta situación, para reducir los conflictos entre osos y humanos, eliminar la caza ilegal con lazos o el furtivismo y reducir riesgos asociados a las actividades cinegéticas legales, la Fundación Oso Pardo ha desarrollado este proyecto de colaboración a largo plazo entre agentes sociales, que fue galardonado por la Comisión Europea con el Premio Red Natura 2000 en el año 2015.

Palabras clave

Conama

Tipo de experiencia

Participación y gobernanza

Ámbito territorial

Principado de Asturias

Espacio protegido

Parque Natural Somiedo

Entidad responsable de la experiencia

Fundación Oso Pardo



Resultados obtenidos

El principal resultado ha sido lograr un apoyo social suficiente para favorecer la conservación y la coexistencia entre la población rural y el oso pardo cantábrico.

Se han firmado acuerdos de colaboración con ayuntamientos, juntas vecinales, federaciones de caza y asociaciones de cazadores en zonas oseras, organizaciones de apicultores y otras entidades. Se han elaborado manuales para cazar en zonas oseras, donde se dan recomendaciones para evitar incidencias con el oso pardo; así como publicaciones para divulgar y fomentar el uso de sistemas de prevención de daños, como el uso de cercados eléctricos y de mastines de protección de ganado. Se han desarrollado proyectos de mejora de terrenos cinegéticos y limpieza de puestos de caza en colaboración con los propios cazadores. Se han repartido más de 1.500 cercados eléctricos a cazadores y apicultores para evitar ataques de osos y otras especies. Se han realizado numerosas actividades de sensibilización y dinamización, reuniones y encuentros participativos, campañas de educación ambiental, actividades de voluntariado y otras muchas acciones para favorecer el conocimiento y aceptación del oso pardo.


La Fundación Oso Pardo ha creado patrullas oso repartidas por el territorio y formadas por personas locales, que desarrollan una intensa actividad de seguimiento, investigación, mejora de hábitats, y educación ambiental; además mantienen una estrecha relación con cazadores, apicultores y otros actores sociales, con los que colaboran en la prevención de conflictos y en otras actividades relacionadas con la conservación del oso pardo, de su hábitat y del entorno rural en el que habita.


Información complementaria

Más información




Entidades implicadas

  • Ayuntamientos y juntas vecinales de zonas oseras (Ayuntamientos y corporaciones locales).
  • Administraciones y organismos regionales y nacionales (Organizaciones no gubernamentales).
  • Grupos de desarrollo local (Otras entidades).
  • Federaciones y asociaciones de cazadores (Otras entidades).
  • Asociaciones de apicultores (Otras entidades).
  • Centros educativos (Otras administraciones públicas).

Fuentes de financiación

Diversas fuentes de financiación.


Beneficiarios y destinatarios

Cazadores, ganaderos, apicultores y habitantes de las áreas oseras

Contactos

  • Guillermo Palomero García (fop@fundacionosopardo.org)


Fecha de creación

26 octubre 2021 21:08:13


Observaciones

Ficha publicada el 31 de mayo de 2018.